Disco duro externo no arranca y hace ruido: Qué hacer

Debido al desgaste en el tiempo, el maltrato, un defecto de fabricación, trabajar a altas temperaturas y muchas otras razones, nuestros discos duros externos pueden empezar a fallar.

En este artículo, vamos a ver las razones por las que tu disco duro externo puede hacer ruido, y qué soluciones podemos encontrar para recuperar los archivos que tienes almacenados en él sin que pierdas toda la información.

Al final del artículo hemos puesto un vídeo donde puedes escuchar los distintos tipos de ruido que puede hacer un disco duro que está dañado.

Mi disco duro hace ruido

Los discos duros HHD están compuesto por pequeñas piezas móviles, que no paran de girar varias veces por minuto y tienen un desgaste mecánico. Por eso cuando compramos un disco duro, en las especificaciones vemos 5400rpm o 7200rpm, esto quiere decir la cantidad de veces que gira el disco por minuto. Y como puedes ver, son muchas.

¿Qué quiere decir esto? Que al ser un disco mecánico, sufre con el uso. Por eso los programas de análisis de salud del disco duro te dicen cuántas horas tiene de funcionamiento, ya que los discos duros, como muchas otras piezas de tu computadora tienen una vida limitada.

No hay que confundir el ruido que hace el disco rígido por las vibraciones y el cabezal de lectura y escritura con fallos en el disco duro, ya que es normal que un disco duro haga ruido al estar encendido. Este sonido que hace el disco duro es normal, y también se le llama ruido ambiental del disco rígido. Se escucha especialmente cuando estamos guardando o abriendo archivos pesados.

Qué tipo de ruidos hace un disco duro rígido dañado

Ruidos que no son los descritos anteriormente, que pueden sonar de forma intermitente, más fuerte de lo habitual, al encender el ordenador…

Chirrido o traqueteo excesivo

Por ejemplo, el sonido de dos piezas rozando entre sí, lo cuál sería un problema mecánico del disco duro, por haber sufrido un golpe o muchas otras razones. La razón puede ser el mal estado de la cabeza lectora, o que el disco giratorio roza con él o pérdida de verticalidad.

Si el disco duro que hace ruido lo estás usando en una computadora, a menudo se confunde con el ruido de los ventiladores que ventilan los componentes del sistema. Una prueba rápida que podríamos hacer sería por software bajar la potencia de los ventiladores y comprobar si el disco duro sigue haciendo ruido o no, o directamente, probar el disco duro en otra computadora.

Mi disco duro hace pitidos

Si el ruido que escuchamos es un pitido, una de las causas podría ser que no le está llegando suficiente corriente eléctrica al disco duro. Y aunque no haya pitado nunca y de repente lo haya hecho, revisa la conexión, ya que con el tiempo la unidad de almacenamiento puede requerir más corriente, o puede ser que la fuente de alimentación haya perdido potencia. Esto nos lo podemos encontrar principalmente cuando nuestro disco duro toma la corriente vía USB, discos duros de 2,5″.

Si este es tu caso puedes intentar a:

  • Cambia el puerto USB. Conecta el disco a otra entrada USB de tu computadora o Laptop para ver si el disco duro sigue pintando.
  • Reemplaza el cable que estás usando por otro que sepas que funciona.
  • Prueba a conectar tu disco duro externo en otra computadora. Con esto descartaremos si el problema se debe al disco duro a tu laptop.

Mi disco duro hace ruido y no se detecta

Si el ruido de tu disco duro no disminuye, y te aparecen problemas de detección del disco, es decir, el sistema no reconoce tu disco duro, poco vamos a poder hacer.

En tal caso, es muy probable que tengas que reemplazar tu disco duro por otro nuevo. Intenta siempre hacer una copia de seguridad antes para no perder tus archivos.

Como recuperar un disco duro externo

Posibles soluciones para reparar un disco duro externo que hace ruido y recuperar los archivos.

Vamos a intentar, con estas soluciones, que puedas recuperar tus datos, y puedas reemplazar el disco duro sin perder nada.

Aunque existen programas que nos pueden analizar el disco duro externo para comprobar el estado de salud, poca información nos darán si el daño que tiene es de tipo mecánico, ya que no lo pueden detectar.

Mediante programas que existen para recuperar los archivos

Llegados a este punto, hemos asumido que el disco duro externo no lo podremos arreglar nosotros. O bien lo reemplazamos por uno nuevo, o lo mandamos a un sitio especializado en reparación de discos rígidos.

Lo que sí podemos hacer, es intentar recuperar todos nuestros archivos que tenemos almacenados en él.

programa recuperar archivos disco duro

Con la versión de prueba de EaseUS Data Recovery Wizared podemos recuperar hasta 2GB de nuestros datos del disco duro externo dañado sin pagar nada. Te recomendamos que hagas la prueba, y si funciona, te plantees la opción de comprar la versión pro. Aunque siempre preferimos las opciones gratuitas, si por algo menos de 70€ podemos recuperar todos nuestros archivos, no es mala opción, además de que podremos acceder a otras funcionalidades.

Ten en cuenta que para que este programa de recuperación de datos de disco duro funcione, el sistema tiene que reconocer el disco.

Este programa funciona con discos duros externos e internos, así como memorias flash.

Una vez descargado e instalado el software, nos encontraremos con la siguiente pantalla, donde debemos elegir sobre qué disco duro el que vamos a analizar para ver los archivos que podemos recuperar.

programa recuperar datos de disco duro

Una vez seleccionada la unidad de almacenamiento en cuestión, hacemos clic en el botón de escanear.

Este proceso puede demorar un tiempo, en función del tamaño del disco y la cantidad de datos que tengamos en él. El programa nos da la opción de parar el escaneado cuando queramos, por ejemplo, cuando ya hemos encontrado los archivos que queremos recuperar, pero la recomendación siempre es dejar que termine de hacer el escáner al completo.

Recuerda no estar corriendo otras aplicaciones mientras haces este proceso, a no ser que se trate de un disco duro externo.

La ventana que aparecerá una vez completado el escaneado del disco será la siguiente:

escaneo completado recuperación de archivos

En esta parte, podremos seleccionar las carpetas y archivos que queremos recuperar, y hacer clic en el botón de abajo a la derecha que dice Recuperar.

El Software preguntará dónde queremos almacenar los datos que quieras recuperar, pudiendo ser un disco duro externo o interno, dependiendo del caso.

Una vez rescatados todos tus datos valiosos, siempre puedes probar a formatear el disco duro, pasarle alguna herramienta que analice la salud del disco en el caso de que el fallo que tuviese fuese de tipo lógico, y ver si podemos recuperarlo. Pero si el fallo que daba era de ruidos y clics, te recomendamos que no lo uses, ya que no durará mucho.

Poner el disco duro en el congelador

disco duro congelador

Aunque parezca una locura, es una opción que muchos usuarios han probado con buenos resultados. Pero como ya sabemos, en el mundo de la recuperación de los discos duros no hay nada seguro, ya que depende mucho del tipo de problema que tenga.

Esta solución suele funcionar con discos duros que se han dañado por trabaja a altas temperaturas.

Esta teoría se basa en que al someter al disco duro a una temperatura de frío extremo, podría aumentar la conductividad de los semiconductores y que algunas piezas o partes mecánicas vuelvan a su sitio. Y pueda volver a funcionar mientras esté congelado.

Como ves, no es nada demasiado científico, y te la estás jugando un poco. Pero si no has conseguido hacerlo funcionar de ninguna otra manera, poco tienes que perder.

En el caso de que quieras probarlo, los pasos son bastante sencillos:

  • Envuelve el disco duro a conciencia con un plástico, o una bolsa con zip, para que no se moje ni coja humedad.
  • Déjalo en el congelador de cuatro a doce horas.
  • Conéctalo a la computadora, cuando está aún congelado. Lo ideal sería poder hacer la prueba conectándolo a través de un cable externo, así no tenemos que andar montando y desmontando.

Ten en cuenta que posiblemente tengas que repetir este proceso varias veces, ya que hay usuarios que comentan que pudieron rescatar archivos durante pocas horas, y luego lo tenían que volver a congelar otra vez, lo conectaban de nuevo, y volvían a recuperar archivos, y así varias veces.

Bueno, la verdad es que es un procedimiento gratuito, y si es tu última esperanza, por probar no perdemos nada.

Cambiar la placa de control del disco duro

Hay veces en las que el fallo del disco puede venir por un problema de la placa de control del mismo, debido a microcircuitos internos.

Algunos usuarios nos han comentado que su disco duro ha vuelto a funcionar tras realizar el cambio de la placa de control, pero claro, esto pasará en el caso de que realmente ese fuera el problema que tenía tu disco duro.

Ejemplo de placa de control de disco duro

Por último, os dejamos con un vídeo que nos ha gustado mucho ya que se escuchan perfectamente los diferentes tipos de ruidos que puede hacer nuestro disco duro externo cuando está dañado.

Así que ya sabes, si tu disco duro externo hace ruido de este tipo, es hora de pensar en reemplazarlo por uno nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *